Erótica

La palabra hecha metáfora crea universos poéticos para viajar a ellos de la mano del momento erótico, que conviene a tres, dos cuerpos y la imaginación, como bien nos desveló Octavio Paz.