Se ha roto el silencio

Se ha roto el silencio, hace tanto que yo esperaba palabras y vinieron todas de golpe, con gracia, con gestos, con guiños o con piropos,  el sexo sin sexo que empezó por la nuca .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *