¡Qué dulce!

¡Que  dulce es la sombra bajo tu cuerpo los días calurosos de verano!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *