Rincones para los besos

Todavía quedan rincones para los besos, detrás de las puertas, pasillos estrechos para cruzar nuestros cuerpos y nuestras miradas.Seguramente tienen muchas más historias que contar,el calor que desprenden de la tentación y la oportunidad, de todos los besos que vieron y callaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *